domingo, 25 de mayo de 2008

Iron Man, el antihéroe.

Acabo de ver la película "Iron Man" con Robert Downey, Jr en el papel estelar. A pesar de haber escuchado muchas opiniones favorables con respecto a esa película, tenía muchísimas reservas con respecto a "Iron Man" porque, lamentablemente, considero que Marvel Comics hace películas muy disparejas en cuanto a calidad y entretenimiento. Por un lado, tenemos X-Men o Spiderman (Me refiero únicamente a las primeras partes de las sagas) que, en mi opinión, son fantásticas y están muy bien logradas, aunque en el caso de Spiderman la historia es la harto conocida desde la década de los 1960. Por el otro, tenemos Hulk, Los 4 Fantásticos o X-Men 3, películas bastante mas insultantes para el intelecto y ofensivas para mi gusto porque no me gustan en absoluto las películas con humor escatológico (La escena con Reed Richards estirando su brazo para buscar un rollo de papel sanitario o las veces que Sue Storm queda desnuda porque no controla sus poderes) o porque destroza totalmente la historia hasta ahora conocida de los personajes (Juggernaut sin poderes porque se los absorbe un mutante, o Jean Grey "asesinando" a Cíclope). Y por el otro lado, tenemos productos medianamente mediocres como Ghost Rider o Daredevil, películas que, aunque no estén mal hechas, tampoco son para tirar cohetes por la emoción. Debo decir, sin ambages, que Iron Man pertenece a la primera categoría de películas Marvel.

Lo que mas me gusta de Iron Man es la concepción que hacen de Tony Stark como un antihéroe. Al principio de la película, Robert Downey Jr. muestra a un Tony Stark playboy, vividor, un genio de la tecnología obsesionado únicamente con desarrollar armas para "salvar" las vidas de inocentes "estadounidenses" que luchan por salvar al mundo de mal, al mas puro estilo G.I. Joe.; sin embargo descubre que la vida no es tan simple cuando un grupo terrorista lo secuestra y casi lo mata utilizando sus propias armas. Encerrado en una situación límite, fabrica la primera armadura para poder escapar de esa situación y, poco tiempo después, decide cerrar la producción de armas. Envuelto en una red de intrigas y traición dentro de su propia organización, Stark decide combatir fuego con fuego utilizando una nueva armadura, sin saber que tendrá que enfrentarse con una versión diferente de su propia armadura.

La acción es imparable, el guión está muy pulido, los personajes son muy interesantes, sobre todo el antagonista de la película, de quién uno no sospecha sino hasta muy entrada la película. Solamente tengo una queja: Tony Stark no debió haber revelado a la prensa que él es Iron Man. Fuera de ese detalle, fueron dos horas de diversión total.

1 comentario:

Oscuridad dijo...

La revelación de que es Iron-Man a la prensa, asumo que se hizo por los sucesos que han pasado últimamente en Marvel, con lo de Guerra Civil...

"X-Men o Spiderman (Me refiero únicamente a las primeras partes de las sagas)"

Oye, que las segundas partes fueron buenas también! Spider-Man 2, capaz que me gustó más que la primera!

"porque destroza totalmente la historia hasta ahora conocida de los personajes (Juggernaut sin poderes porque se los absorbe un mutante, o Jean Grey "asesinando" a Cíclope)"

Realmente, considero que es difícil meter 50 años de cómic en una película, y que nosotros, cual jugadores colaborando con un Narrador novato, tenemos que suspender un poco la incredulidad, y apoyarlos. Te imaginas cómo explica el director a aquellas personas que jamás han visto al Juggernaut en un cómic, que no es un mutante, sino un tipo con una pepa en el pecho, etc, etc, etc? Prefiero asumir que, en la realidad de la película, es un mutante, y todos felices.

De X-3, si bien reconozco que es la peor de la saga, por mucho, lo único que cambiaría es al Ángel: lo borraría de la faz de la tierra, porque de verdad que no hace nada por merecer el aire que respira. Y, si te interesa, como Cyclops siempre me ha caído mal, la pasé de un bien cuando se lo bajan! Murió como vivió, inútilmente.